domingo, 27 de abril de 2008

Perdido
vivió de memorias
no se halló en el espejo.
Perdido
fantasma sin aliento
rodeado de aire viejo.
Perdido
autómata cansado
animal a cuerda.
Perdido
hundió los pies.
Solo
gritó al universo su pregunta
y un eco fue luz en su conciencia.
Eterno
su imagen volvió al espejo.
Meditación Zen de Susana Micone

No hay comentarios: